Noviembre, AÑO 2006

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

“Apocalipsis 13.18 . El que tenga inteligencia que calcule el número de la bestia,

que es número de hombre, su número es 666”

 

 

 

El plan de Satanás comenzó a funcionar perfectamente en la historia de la humanidad: los ocultistas practicantes de la magia negra crearon la Misa Negra para tratar de captar para ellos el poder oculto de la Misa Católica. Y realmente crearon su propio crucifijo. Tomaron la cruz, la doblaron hacia adentro en todas las cuatro esquinas, y colocaron en ella una figura de Jesús consumida, totalmente patética, colgándolo de modo que realmente luce como un perdedor. Llamaron a este crucifijo la "Cruz Torcida'', y decidieron convertirla en su símbolo, en el símbolo de los seguidores de Satán, quienes darán su respaldo a la Bestia del Apocalipsis.

 

 

 

 

 

SI QUIEREN SEGUIR LA ESTADÍSTICA DE LOS SOLDADOS DEL “IMPERIO” MUERTOS Y HERIDOS “POR LLEVAR LA DEMOCRACIA A IRAK”,  VEAN ESTA WEB NORTEAMERICANA QUE LLEVA EL CÓMPUTO ESTADÍSTICO DIARIO: http://icasualties.org/oif/  Y SI QUIEREN SEGUIR EL COSTE DE ESTA GUERRA VISITEN LA PÁGINA WEB  http://www.costofwar.com/

 

Ver imágenes de la guerra de Irak, clicar aquí.

 

REGALAMOS A NUESTROS FIELES LECTORES EL SALVAPATALLAS MÁS UTILIZADO EN USA...

 

http://www.planetdan.net/pics/misc/georgie.htm

 

 

NOVIEMBRE 2006

 

“SIGUEN LOS PREPARATIVOS PARA LA GUERRA CONTRA SIRIA E IRAN”

 

Operación guerra civil"

Porqué y para qué fue asesinado el ministro Gemayel en Líbano: Que se viene en Medio Oriente

 

(IAR-Noticias) 23-Noviembre-06

 

 

Toda la prensa de la zona ha destacado el asesinato.

(Foto: AFP)

La operación terrorista para exterminar a Gemayel, respondió al mismo patrón operativo y al mismo objetivo que el asesinato de Hariri en el 2005: culpar por vía directa a Siria (y por vía indirecta a Hezbolá) del asesinato del ministro encuadrándolo dentro de una acción de Irán y del "terrorismo islámico" para crear una "guerra civil" y derrocar al gobierno de Líbano.

Informe especial

Entre los "prosirios" y los "antisirios" de Líbano se conocen todos, cada grupo sabe de las motivaciones políticas y los modus operandi del otro, y los sectores están claramente representados: de un lado están el gobierno libanés (los "antisirios") y los grupos políticos y financieros que quieren borrar a Siria de toda influencia en Líbano, y del otro están Hezbolá (los "prosirios") con los sectores que quieren que Siria recupere el  protagonismo que tenía antes de que sus fuerzas armadas abandonaran Líbano el año pasado.

De manera tal, que si tuviéramos que presentar a los "prosirios" y "antisirios" en términos boxísticos diríamos:

En este rincón, el gobierno libanés "antisirio" apoyado por el eje EEUU-Israel-Europa, y en este otro, la organización "prosiria" de Hezbolá, apoyada por Siria, Irán, Hamás, y todo el "eje del mal".

De la guerra interna por el poder que mantienen "prosirios" y "antisirios" se nutre la dinámica de todos los acontecimientos políticos de Líbano, incluidos los asesinatos por métodos terroristas que la CIA y el Mossad israelí vienen instrumentando para dividir el país y promover una guerra civil también con un claro propósito: aislar y eliminar a Hezbolá y terminar con los sectores "prosirios".

Dentro de ese plan se inscribieron los asesinatos del ex primer ministro libanés, Rafic Hariri, en febrero de 2005, y el  asesinato, este martes, del ministro de Industria libanés, el "antisirio" Pierre Gemayel, igual que Hariri, conocido por su rechazo a la influencia Siria en el Líbano.

 

Pierre Gemayel, ministro asesinado.(Foto AFP)

La operación terrorista para exterminar a Gemayel, respondió al mismo patrón operativo y al mismo objetivo que el asesinato de Hariri en el 2005: culpar por vía directa a Siria (y por vía indirecta a Hezbolá) del asesinato del ministro encuadrándolo dentro de una acción de Irán y del "terrorismo islámico" para crear una "guerra civil" y derrocar al gobierno del Líbano.

Tanto las operaciones con los asesinatos de Gemayel y de Hariri, como el crimen del periodista libanés "antisirio", Tueni, y los correspondientes informes "incriminatorios" posteriores de la ONU se orientaron a probar que Siria se encuentra detrás de todas las operaciones terroristas a través de la presencia en su territorio de bases y campos de entrenamientos de "extremistas" islámicos.

En ese entramado operativo de culpar a Siria y al "terrorismo islámico" de los asesinatos se va  conformando, a su vez,  el "clima internacional" y el escenario para una acciones militares contra Siria e Irán, y nuevas operaciones represivas de Israel en Gaza, como la que caba de lanzar inmediatamente después del asesinato de Gemayel este martes.

Con el asesinato de Hariri, el eje Washington-Tel Aviv y sus socios  de la ONU (léase Francia y Gran Bretaña) crearon las condiciones para voltear al gobierno "prosirio" de entonces y expulsar a las fuerzas sirias del territorio libanés mediante una resolución del Consejo de Seguridad que se cumplió en septiembre de 2005 con Siria abandonando el Líbano.

En septiembre de 2005, las tropas sirias, acatando una resolución de la ONU operada por el eje EEUU-Gran Bretaña-Francia, abandonaron Líbano, y el gobierno "prosirio" era derrocado por los sectores "antisirios" apoyados por Israel y EEUU.

Finalmente, y por medio de elecciones, asumió el actual gobierno "antisirio", con Hezbolá y los sectores "prosirios" convertidos en segunda fuerza electoral y en oposición en el Parlamento.

Expulsada Siria del Líbano, quedaba abierta la puerta para una intervención militar estadounidense-israelí (tal como ocurrió el 12 de julio de este año) orientada a exterminar las bases logísticas y operativas de la guerrilla de resistencia libanesa Hezbolá, la única barrera que se opone a los planes judeonorteamericanos en ese país.

Cumplido el paso de la expulsión de Siria, el eje sionista judeonorteamericano fue por el objetivo complementario: el exterminio de Hezbolá y de sus estructura político-militar en Líbano, para poder controlar totalmente el país mediante el gobierno "antisirio", y proyectar desde ese país una cabecera de playa para las acciones militares contra Siria e Irán.

Con el asesinato de Gemayel este martes, el eje Washington-Tel Aviv busca por elevación crear el aislamiento internacional de Hezbolá promoviendo una guerra de desgaste interno para conseguir por vías políticas y diplomáticas la destrucción de Hezbolá, que Israel y EEUU no pudieron lograr con 33 días de bombardeos interrumpidos que causaron ,más de 1.200 muertos y la destrucción de la economía y la infraestructura de Líbano

Después de fracasar en el exterminio militar de Hezbolá, durante el genocidio aéreo de 33 días en Líbano, Israel y su socio EEUU decidieron lanzar un plan para conseguir su objetivo por vías de la división y el enfrentamiento interno de "prosisrios" y "antisirios".

Luego del fracaso de la invasión y los bombardeos de Israel en Líbano, y con Hezbolá victoriosa, en fuentes y medios árabes comenzó a circular la versión  de un plan de división entre prosirios (Hezbolá) y "antisirios" (el gobierno de Líbano) que Washington y Tel Aviv estarían operando para desarmar y aislar a la guerrilla libanesa (Ver: El nuevo plan de EEUU-Israel para destruir a Hezbolá).

La acción terrorista con el asesinato de Gemayel, este martes,  fue precedida de una denuncia de un complot para derrocar al gobierno libanés que tiene como impulsores a Siria, Irán y Hezbolá, que realizara EEUU a principios de noviembre, que IAR Noticias (único medio en el mundo que hace anticipaciones estratégicas) definió como la la primera fase de una "Operación Guerra Civil" en marcha (Ver: EEUU denuncia un "complot" de Siria, Irán y Hezbolá para derrocar al gobierno de Líbano: La "operación guerra civil" en marcha ).

 

Como ya está escrito en el manual de operaciones de la CIA y el Mossad israelí, una vez que las cadenas internacionales hicieron conocer el asesinato de Gemayel, la maquinaria mediática y política del eje sionista-norteamericano para responsabilizar a Siria y al "eje del mal" se puso en marcha.

Estados Unidos, Israel, la ONU y la Unión Europea condenaron hoy enérgicamente el asesinato del ministro de Industria libanés, Pierre Gemayel, en un atentado que calificaron de "nuevo acto de terrorismo".

George W. Bush, que se encontraba en Honolulu (EEUU), recordó que "ha vuelto a aparecer la fea cara del terrorismo", mientras en Washington el Departamento de Estado dijo estar "conmocionado por el asesinato".

Israel, a través de su primer ministro, Ehud Olmert, manifestó su deseo de que el asesinato del ministro libanés "no desestabilice la región".

El líder de la comunidad drusa en el Líbano, Walid Jumblatt, ha culpado a Siria del atentado contra el ministro Pierre Gemayel y ha asegurado que espera que haya más asesinatos contra dirigentes políticos de la mayoría parlamentaria, actualmente en el poder y a la que pertenecía Gemayel.

El padre del ministro asesinado, Amin Gemayel, presidente del Líbano entre 1982 y 1988, se abstuvo de acusar a nadie en concreto y pidió al pueblo libanés que no salga a las calles a protestar por lo sucedido y que no se deje llevar por sentimientos de venganza.

Tras el asesinato de Pierre Gemayel, inmediatamente el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (Que durante los 33 días de genocidio militar israelí en Líbano el  no "consiguió reunirse" y permaneció en silencio ante los crímenes) se reunió y apoyó la creación de un tribunal internacional especial para que juzgue a sospechosos de asesinatos políticos en ese país, incluidos los de Gemayel y el ex primer ministro Rafik Hariri.

Tras "condenar" el crimen, los 15 miembros del Consejo de Seguridad respaldaron el establecimiento del tribunal, el cual deberá enjuiciar a los implicados en asesinatos y atentados políticos cometidos en el Líbano desde octubre de 2004.

El tribunal, manipulado por EEUU y sus socios del Consejo de Seguridad, busca sentar las bases "investigativas" para una resolución de condena y sanciones a Siria, promover el "desarme efectivo" de Hezbolá, y armar el escenario para intervenciones militares culpando a  Damasco de estar detrás de las  acciones "terroristas" y asesinatos.

Tanto Siria como Irán, señalados como países "protectores del terrorismo" por Washington, son acusados por el gobierno y el mando militar israelí de ser los principales proveedores de armas a la organización guerrillera Hezbolá que le infligió una derrota histórica a las fuerzas del estado judío en el sur libanés.

A principios de mes, en una operación sincronizada de los funcionarios de la Casa Blanca, EEUU  dijero que hay "evidencia creciente" de que Siria, Irán y Hezbolá están planeando derrocar al gobierno libanés.

"Estamos entonces cada vez más preocupados por la creciente evidencia de que los gobiernos de Siria e Irán, Hezbolá, y sus aliados libaneses están haciendo planes para derrocar al gobierno democráticamente electo de Líbano, liderado por el primer ministro (Fuad) Siniora", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow.

Por su parte (y en el colmo de la "adivinanza"), uno de los funcionarios claves del entorno de Bush, el embajador estadounidense ante la ONU John Bolton dijo que Siria e Irán tratan de derrocar al gobierno democráticamente elegido de Líbano mediante la violación del embargo de armas establecido por las Naciones Unidas, asegurando que EEUU teme nuevos asesinatos de autoridades libanesas.

El extraño "pronóstico" de Bolton se cumplió "por casualidad" este martes con el asesinato de Gemayel, como si el halcón que representa a EEUU en la ONU tuviese la "bola de cristal".

El crimen del ministro sucedió, también por "casualidad", en un momento que Irán, Siria e Irak, anunciaron una cumbre para tratar la situación de Irak, y tras la condena de la Asamblea de la ONU a los crímenes de Israel en Gaza, luego del rechazo internacional que causó el veto de EEUU a una condena del Consejo de Seguridad por las mismas razones

Y también resultó otra "casualidad" que, 48 horas antes del asesinato, Hezbolá tenía a sus militantes movilizados en las calles exigiendo al gobierno de los "antisirios"  mayor participación en el parlamento y en las decisiones del poder.

Hace dos semanas, el líder de Hezbolá, Hassan Nasralá, advirtió que el gobierno "antisirio" con su primer ministro, Fuad Siniora, estaban comprometidos en un plan de EEUU e Israel para aislar y desarmar a la organización guerrillera que cumplió el papel de ejército de defensa nacional  durante los 33 días consecutivos de masacre israelí en Líbano.

Consumado el asesinato como detonante, ahora la operación del Washington-Tel Aviv y de sus socios europeos contra Siria y Hezbolá continúa en el ámbito diplomático de la ONU donde el lobby estadounidense con Francia y Gran Bretaña preparan las próximas acciones.

En un claro aprovechamiento del asesinato de Gemayel, el gabinete de seguridad israelí comunicó que ha decidido autorizar las operaciones militares contra las instituciones del movimiento palestino Hamas, que actualmente ostenta el Gobierno palestino, incluidos los "asesinatos selectivos" contra miembros de la organización.

 

En un comunicado oficial, el gabinete judío anuncia que ha decidido "permitir las operaciones de ataque selectivo contra todos los elementos implicados en los ataques terroristas, así como de las operaciones militares contra las instituciones de Hamas en la Franja de Gaza".

 

En resumen, toda la maquinaria de aprovechamiento político, mediático y militar del eje sionista Washington Tel Aviv se puso en marcha tras la operación de inteligencia con el crimen de Gemayel.

Ahora solo falta conocer la movida de piezas que harán, a modo de respuesta en el tablero, Siria, Irán y Hezbolá.

Y lo más importante: saber en que momento Nasralá, el jefe de Hezbolá, cumplirá su promesa de lanzar parte de los 20.000 misiles,  que dice tener acumulados, contra las ciudades del norte de Israel.

Lo que están esperando los halcones de Tel Aviv para iniciar una nueva escalada aérea en Líbano, y tal vez contra Siria, lo que de hecho implicaría a Irán y toda su maquinaria de guerra.

En el Medio Oriente se viene mucho fuego, y no precisamente artificial.

 

 

 

21-11-06

 

“TODO SIGUE IGUAL, MENOS MAL QUE TENEMOS A NUESTROS LECTORES”

 

Señor Editor y Lectores de la Web.

 

Abrí la página y me encontré con la carta de ustedes comentando el viaje a India a fin de contactarse con Dalai Lama e iniciar un movimiento más profundo por la Paz. Ustedes confirmaron lo que uno mismo ya veía desde larga fecha: EL TIEMPO SE AGOTÓ.

 

El 06/08/06 les envié un comentario acerca de todo este proceso y hoy, leyéndolo, vemos que estamos realmente en el fin. Todo esto es triste, pero es verdad, infelizmente.

 

Ignoro qué opinión ustedes tendrán, si concuerdan o no, desde más de dos años vengo estudiando y comparándolo con la página de ustedes, el Calendario Maya que termina el 21 ó el 23 de Diciembre de 2012. En ese Calendario, de una perfección matemática increíble, se nos dice exactamente el fin de un período Cósmico y el comienzo de otro. El fin es el relato de todo lo que está pasando; desestructuración: social, política, económica, religiosa, moral, cósmica y hasta lo que los Cientistas hoy ya comprueban, la acomodación del eje tanto del Sol como de la Tierra, provocando cataclismos jamás imaginados. Los Mayas dicen que estos procesos son cíclicos y que nosotros estamos al final de un ciclo para iniciar otro que durará unos 5.200 años. El comienzo de otro más espiritualizado y en una mayor comunión con Dios y la Naturaleza.

 

Existe en este movimiento por la divulgación del Calendario, también el que ustedes siempre se propusieron a favor de la Paz, porque es la única manera y la última que nos resta para poder contrarrestar la furia de este proceso destruidor. En ese movimiento se habla de la mudanza del actual calendario Gregoriano (muy nefasto ciertamente por las implicaciones negativas del punto de vista Cósmico) por el Calendario Maya mucho más de acuerdo con el Cosmos y el funcionamiento de nuestra Galaxia, usándose como base los días lunares, o sea: el año compuesto de trece lunas de 28 días, sumando 364 días más un día neutro para la meditación y cultura. Me parece prudente y también amoroso que nos concienciemos de todo este proceso, anunciado tanto por las Escrituras Sagradas como por Culturas que si bien muy diferentes de la nuestra, pero que de alguna manera mucho más desenvueltas que la nuestra que juntos convergen en el mismo punto, o sea: la Gran Transformación de la que a nosotros por una Misericordia inexplicable nos tocó testimoniar. Todo esto nos prueba que hay Alguien que gobierna; que Su Gobierno es Trascendental; y que todo evoluciona, se transforma en la dirección de un crecimiento espiritual  junto al tiempo y a la materia.

 

Personalmente tengo plena consciencia de la transformación; ya no dudo más y porque tengo esa consciencia trato de acomodarme a fin de pasar, no digo incólume, pero por lo menos mejor preparado a lo que se viene y junto conmigo llevar los que me cercan y son más próximos de mí. A usted en especial, señor Editor, mis agradecimientos y mi admiración por lo que hace y a los señores Lectores de esta página, mis saludos y mis votos de felicidad y también, de mucha, pero mucha PAZ.

 

Juan Carlos de São Paulo, Brasil.

 

 

16-11-06

 

“NECESITAMOS UN MILAGRO”

 

.- EDITORIAL. Amigos durante un mes no hemos podido actualizar esta web porque hemos estado de viaje en India con la intención de promover un plan de paz mundial que fuera liderado por la única persona que tiene categoría moral suficiente para representar a todo el mundo, hablamos del Dalai Lama. A pesar de haber sido recibido por S.S. Dalai Lama, no pudimos tener una entrevista con él, pero si con gente que le es muy cercana y podrían haberle llevado el mensaje, pero desgraciadamente no hay nada que hacer, en su visita a España que realizó al pasado año, nadie lo recibió, ningún presidente de gobierno autonómico lo recibió y menos Zapatero, salvo la honrosa excepción del presidente de Aragón y de Arzallus. El interés comercial que los países occidentales tienen con China hace que nadie se atreva a enfadar al régimen comunista de China, lanzada a un capitalismo salvaje para (según dicen ellos) llegar así al comunismo. Hasta el presidente francés Jac Chirac amigo personal del Dalai Lama le indicó que no podía ir contra los intereses franceses por lo que no podía defender ni la causa del Tibet ni ninguna otra relacionada con la figura del Dalai Lama.

 

Hablamos con el presidente del parlamento del Tibet en el exilio comentándole la urgencia que tenemos de intentar iniciar un movimiento serio por la paz en el mundo antes de que estalle la guerra contra Irán que será el detonante del levantamiento del mundo musulmán contra occidente, nos dijo que si fuera posible que los medios de comunicación hicieran caso al Dalai Lama podríamos contar con él, pero que los intereses económicos prevalecen ante todo lo demás y los medios de comunicación están en manos de esos medios que mandan y determinan que se debe o no decir, por lo que en definitiva no hay nada que hacer.

 

Una experiencia de carácter místico nos confirmó la validez de este viaje y de nuestra misión, fuimos reconocidos por un santo Lama como personas especiales que representábamos intereses digamos que celestiales, o dicho de otro modo, un lama santo nos reconoció y vio que nuestra misión era consecuencia de la voluntad de Dios. Suena pretensioso pero a estas alturas de película quien quiera entender que entienda y el que no que lea otra cosa. Decimos y afirmamos que tras este viaje podemos estar seguros que nuestra misión con esta web y otras cosas que hacemos es una misión bendecida por Dios y que de algún modo Jesús nos apoya con su amor y guiando nuestros pasos.

 

Nuestra misión debería de ser concienciar a nuestros lectores para que cada uno desde sus casas respectivas iniciara una campaña pidiendo la paz en el mundo, y si es cierto que desde diversas plataformas se inician movimientos por la paz, pero no van a ser suficientes, todo lo que se haga va a ser insuficiente porque la gente no se cree que podemos estar al borde de una crisis mundial sin precedentes. Hasta un amigo de viaje que pertenece a la UNESCO y que tiene contactos políticos de alto nivel por todo el mundo nos reconocía que sí, ahora es el momento de hacer algo por la paz en el mundo, pero ahora la gente está por otras cosas, no interesa mover ficha ahora porque lo que interesa es afianzar la economía y la política local, la internacional está tan complicada que nadie quiere crear tensiones que puedan perjudicar sus interese económicos.

 

A Dios se le acabó la misericordia hace unos meses, la guerra contra Irán se está gestando, la demora se debe más a problemas estratégicos del ejército usamericano en Irak que a otras consideraciones, pero como explicamos en pasado mes, los preparativos en el orden militar siguen avanzando, y en el plano político el presidente israelí de visita a EE.UU. ya ha avisado de que podrían atacar Irán para evitar que este país siga adelante con sus planes nucleares y algún día tenga la bomba atómica. Por su parte el presidente iraní ya ha advertido a Europa que si se inicia una guerra contra su país Europa se verá muy perjudicada.

 

Mientras en la calle la opinión está dividida entre los que creen que no va a pasar nada y los que creen que la superioridad militar de EE.UU sobre Irán es tan grande que cuando ataquen a Irán este país no podrá ni responder militarmente, con lo que el tema ha pasado a un tercer plano informativo. Siguen contándonos tonterías sobre la guerra contra el terror, complots inventados que nada tienen que ver con la realidad y presuntos terroristas que tampoco nada tienen que ver con Bin Laden.

 

En definitiva mientras las noticias siguen hablando de muertos y más muertos en Irak, y muertos y más muertos en Palestina, los preparativos para atacar Irán siguen avanzando, solo un milagro puede salvarnos, pero ante la falta de fe de los países occidentales un milagro no va  a ser posible, tenemos demasiadas faltas en nuestro haber y muy poco sentimiento en nuestros corazones, o rezamos a nivel mundial pidiendo todos la paz, o nos acabaremos como especie antes de 20 años, y esto lo venimos diciendo desde hace octubre del 2.000, hace ya seis años.

 

Como única noticia que queremos resaltar es la muerte hace ya unos meses de una ciudadana norteamericana de 23 años defensora de la paz, aplastada por un buldózer israelí en Palestina y que quizás sirva para mover las conciencias de nuestros vecinos y las nuestras, de modo que de una vez por todas, y ahora que todavía estamos a tiempo se produzca el milagro de que en todo el mundo se genere el mayor movimiento por la paz en el mundo que jamás se haya dado. Es nuestra última oportunidad

 

Que Dios os bendiga a todos!

 

Hay que tomar muy en serio los planes de guerra de EE.UU e Israel.

 

El mundo se encuentra en la encrucijada de la crisis más seria en la historia moderna. USA se ha lanzado a una aventura militar, a “una guerra prolongada”, que amenaza el futuro de la humanidad.

 

En las semanas por venir, es esencial que los movimientos ciudadanos en todo el mundo actúen consecuentemente para enfrentar a sus respectivos gobiernos e invertir y desmantelar este orden del día militar.

 

Lo que se requiere es que se rompa la conspiración de silencio, que se denuncien las mentiras y distorsiones de los medios de información, que nos enfrentemos a la naturaleza criminal del gobierno de USA y de los gobiernos que lo apoyan, a su orden del día bélico, así como a su llamado “orden del día de seguridad de la patria” que ya ha definido los delineamientos de un estado policial.

 

Es esencial que se coloque el proyecto bélico de USA en la primera línea del debate político, en particular en USA y en Europa occidental. Los dirigentes políticos y militares que se oponen a la guerra deben adoptar una posición firme desde el interior de sus respectivas instituciones. Los ciudadanos deben adoptar una posición individual y colectiva contra la guerra.

 
Encuesta
¿Crees que estamos ya en los tiempos finales?