Agosto AÑO 2006

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

“Apocalipsis 13.18 . El que tenga inteligencia que calcule el número de la bestia,

que es número de hombre, su número es 666”

 

 

 

El plan de Satanás comenzó a funcionar perfectamente en la historia de la humanidad: los ocultistas practicantes de la magia negra crearon la Misa Negra para tratar de captar para ellos el poder oculto de la Misa Católica. Y realmente crearon su propio crucifijo. Tomaron la cruz, la doblaron hacia adentro en todas las cuatro esquinas, y colocaron en ella una figura de Jesús consumida, totalmente patética, colgándolo de modo que realmente luce como un perdedor. Llamaron a este crucifijo la "Cruz Torcida'', y decidieron convertirla en su símbolo, en el símbolo de los seguidores de Satán, quienes darán su respaldo a la Bestia del Apocalipsis.

 

 

 

 

 

SI QUIEREN SEGUIR LA ESTADÍSTICA DE LOS SOLDADOS DEL “IMPERIO” MUERTOS Y HERIDOS “POR LLEVAR LA DEMOCRACIA A IRAK”,  VEAN ESTA WEB NORTEAMERICANA QUE LLEVA EL CÓMPUTO ESTADÍSTICO DIARIO: http://icasualties.org/oif/  Y SI QUIEREN SEGUIR EL COSTE DE ESTA GUERRA VISITEN LA PÁGINA WEB  http://www.costofwar.com/

 

Ver imágenes de la guerra de Irak, clicar aquí.

 

REGALAMOS A NUESTROS FIELES LECTORES EL SALVAPATALLAS MÁS UTILIZADO EN USA...

 

http://www.planetdan.net/pics/misc/georgie.htm

 

 

AGOSTO 2006

 

31-08-06

 

“BUSH DECLARA LA GUERRA A IRÁN,

PERO CON LA BOCA PEQUEÑA”

 

Bush compara a los radicales islámicos con nazis y comunistas

 

El presidente de EEUU, George W. Bush, comparó hoy a los radicales islámicos con los fascistas, los nazis, los comunistas y 'otros totalitarios' y señaló que la guerra contra esos grupos es la 'batalla ideológica decisiva del siglo XXI'.

 

En el primero de una serie de discursos sobre su estrategia en Irak y Oriente Medio pronunciado en Salt Lake City (Utah), el inquilino de la Casa Blanca insistió en que 'la guerra que peleamos hoy es más que un conflicto militar'.

 

Añadió que en un lado del conflicto están 'los que creen en los valores de la libertad y la moderación, en el derecho de todo el mundo a hablar y rendir culto y vivir en libertad'.

 

En el lado opuesto, están aquellos que se rigen por los valores de 'la tiranía y el extremismo', y por el derecho que se arrogan 'a imponer su visión fanática sobre los demás', dijo Bush.

 

En línea con lo señalado en otras ocasiones aseguró que ésta será una 'guerra larga', que se traducirá en la derrota de los terroristas, 'de los totalitarios', y en la que saldrá triunfante la causa de la libertad.

 

Explicó que la raíz del problema está en 'el estancamiento y la desesperación' en los que han vivido toda una generación de jóvenes en Oriente Medio.

 

Esa generación, insistió Bush, 'creció con escasas esperanzas de mejorar sus vidas y muchos crecieron bajo la influencia del extremismo radical'.

 

Respondió a los críticos que acusan a EEUU de alentar ese radicalismo con sus políticas en la región y su incondicional apoyo a Israel al presentar a EEUU como una fuerza 'estabilizadora' en la región durante las últimas cinco décadas.

 

Apuntó que los atentados contra intereses estadounidenses en Beirut (Líbano), Arabia Saudí y Washington y Nueva York durante el 11 de septiembre del 2001 (11-S) llevaron a EEUU a comprender que 'los años de perseguir la estabilidad e impulsar la paz (en Oriente Medio) nos habían dejado sin ninguna de las dos cosas'.

 

En lugar de eso, 'la falta de libertad en Oriente Medio convirtió a la región en una incubadora para movimientos terroristas'.

 

El inquilino de la Casa Blanca insistió en que el 'statu quo en Oriente Medio antes del 11-S era peligroso e inaceptable', algo que ha llevado a EEUU a perseguir 'una nueva estrategia' en la zona.

 

Esa estrategia implica tres líneas de actuación.

 

La primera es la lucha contra grupos terroristas como Al Qaeda.

 

La segunda implica la batalla contra los estados que patrocinan el terrorismo, 'enemigos de EEUU', a los que se exigirán responsabilidades.

 

La tercera implica el diseño de una nueva agenda para derrotar la ideología del enemigo, al respaldar las fuerzas de la libertad en Oriente Medio y más allá de Oriente Medio.

 

Dentro de esa estrategia se enmarcan los frentes abiertos en Afganistán e Irak, dijo Bush.

 

El presidente se refirió también al desafío planteado por Irán con su plan de enriquecimiento de uranio, y presentó al país como un estado patrocinador del terrorismo, es decir, 'enemigo de EEUU'.

 

Señaló que Teherán debe afrontar 'consecuencias' por su 'desafío' a la comunidad internacional al desarrollar un programa nuclear que, según Bush, tiene como objetivo obtener armas nucleares.

 

Descartó, por otro lado, la retirada de tropas de Irak, al señalar que muchos de los que piden la salida de EEUU del país árabe 'son patriotas pero están muy equivocados'.

 

Insistió en que si 'EEUU se retira antes de que Irak pueda defenderse de sí mismo, las consecuencias serían absolutamente predecibles y absolutamente desastrosas. Entregaríamos a Irak a nuestros peores enemigos'.

 

Esos enemigos son los 'ex secuaces' del ex líder iraquí Sadam Husein, grupos armados con vínculos con Irán y Al Qaeda y terroristas de todo el mundo, 'que de repente tendrían una base de operaciones mucho más valiosa que Afganistán bajo el mandato de los talibanes'.

 

Editorial. A buen entendedor pocas palabras bastan.

 

 

22-08-06

 

“¿QUÉ PASA EN ORIENTE MEDIO?

 

.- Israel ya ha roto al menos dos veces la tregua, y Hesbolá no ha caído en la trampa y no ha respondido para intentar seguir con la débil tregua, pero la ONU no es capaz de juntar 15.000 soldados para enviar al Líbano porque no se fían del gobierno israelí, no van a enviar soldados hasta que Israel garantice que no disparará contra Hesvbolá, pero Israel no solo no va a prometer no disparar sino que ya dice públicamente que está preparando el segundo asalto, analizando cómo el mejor ejército el mundo tras destruir el Líbano no ha podido aplastar a Hesbolá, quiere encontrar los fallos para no cometerlos otra vez en el segundo asalto, así que esta tregua solo es un alto el fuego provisional para descansar, volver a almacenar más y más armas y estudiar la manera de acabar con Hesbolá, la guerra está servida.

 

.- Irán ha rechazado suspender el enriquecimiento de uranio y Bush ya ha advertido que el Consejo de Seguridad de la ONU impondrá sanciones a Irán sin descartar la vía militar. Pero el pueblo iraní está esperando esta guerra contra Israel y contra EE.UU. están armados por Rusia con misiles de última generación capaces de alcanzar misiles enemigos en pleno vuelo, para demostrarlo acaban de realizar maniobras militares en todas sus provincias.

 

.- Así las cosas solo cabe esperar que Israel vuelva a atacar a Hesbolá y por algún despiste intencionado ataque a Siria provocando su entrada en esta guerra, cuando esto suceda Irán entrará también, tarde o temprano entrarán porque EE.UU. necesita esta guerra, para entenderlo les recomendamos lean el siguiente artículo que da justo en el clavo.

 

Hizbula, Irán y los petroeuros, un artículo de Alizia Stürtze

inSurGente.- "...el euro es ya la segunda divisa del mundo; por primera vez, ha sobrepasado el peso internacional del dólar fuera de las fronteras yanquis; y son ya numerosos los analistas que consideran que esta pérdida de supremacía del dólar sería gravísima para la economía y el dominio imperial estadounidenses. Por lo que es algo que Washington no puede permitir que ocurra y contra lo que dispone ya de toda una batería de estrategias. La primera fue destruir Iraq en lo que algunos llaman «la primera guerra del petrodólar». Ahora, en esta «segunda guerra del petrodólar» están centrados, entre otras cosas, en impedir que Irán desarrolle su bolsa del petróleo, que cuenta ya con importantes apoyos, como el de Venezuela o el de Rusia. (...)" (En la fotografía, Alizia Stürtze).

 

 

Hizbula, Irán y los petroeuros

 

por Alizia Stürtze

 

 

Mientras desde la «izquierda adormecida» occidental asistimos desde el sofá al genocidio palestino y a la brutal e indiscriminada invasión de un país soberano como Líbano por parte de Israel... Mientras los medios de comunicación, fervorosos defensores del sionismo y el imperialismo, siguen presentando a Israel como víctima principal, culpabilizando de los horrores de la «nueva guerra» a los «terroristas» de Hizbula y Hamas, y demostrando, una vez más, que miles de vidas árabes inocentes valen infinitamente menos que un mercenario sionista o un marine yanki violador y asesino... Mientras Washington acusa a Siria y, sobre todo, a Irán de estar detrás de esa captura de dos soldados israelíes que supuestamente está en el origen de la destrucción sistemática de Líbano y de una gravísima profundización de la desestabilización en Oriente Medio, de consecuencias imprevisibles... Mientras el fundamentalista «cristiano renacido» Bush (alcohólico arrepentido) amenaza con parecidos «paraísos» a cualquier país que no se pliegue a sus «democráticos» designios... Mientras nos narcotizan la conciencia y el corazón, repitiéndonos que los miles de niños, mujeres y ancianos destrozados por las bombas son una especie de tributo a pagar en defensa de la «civilización» y contra el fundamentalismo terrorista... Mientras tanto, tras esa sangrienta y aparentemente inextricable cortina, el imperialismo/sionismo nos hace olvidar, entre otras cosas, que la economía determina en última instancia lo fundamental de su geoestrategia y que pudiéramos encontrarnos en una fase de una guerra económica de largo alcance que bien podría desencadenar una tercera guerra mundial.

 

No hace falta ser adivina. Basta con interpretar entre líneas lo que dicen y escriben para percibir que, en estos momentos, en Oriente Medio, Irán es su principal punto de mira, pero no porque su presidente sea un nuevo Hitler que ayuda a los «terroristas» de Hizbula; ni tampoco sólo porque quieran desarrollar un programa nuclear que podría amenazar la hegemonía militar israelí en la zona. La agresividad yanki contra Irán obedece en gran parte al hecho de que, yendo incluso más allá de la «ofensa» de Sadam Husein en 2000 de convertir sus reservas y empezar a cobrar el petróleo en euros (que, para ciertos analistas, fue la causa principal de la invasión de Irak), Teherán pretendía tener ya en marcha su propia bolsa del petróleo, la Iranian Oil Bourse (IOB), lo que tendría unas fuertes implicaciones macroeconómicas, supondría el establecimiento de un sistema de petroeuros para el comercio del crudo y la pérdida del monopolio del dólar como divisa en el mercado internacional del petróleo: petroeuros contra petrodólares.

 

 

EEUU es, con mucho, el país más endeudado del mundo y se lo puede permitir precisamente porque, desde su situación dominante, lleva años imprimiendo montañas de petrodólares que los diferentes estados necesitan para comprar crudo y energía a los países productores. De este modo, gracias al papel que fabrica sin respaldo alguno, USA posee el petróleo del mundo gratis, controla su flujo y, además, maneja la economía internacional: a finales de los 90 más de las cuatro quintas partes de las transacciones en moneda extranjera y la mitad de todas las exportaciones mundiales se hicieron en dólares. Hoy en día, el 70% de las reservas internacionales se guardan en esa moneda. Pero, ¿qué ocurriría si la OPEP negociara el petróleo en euros y grandes estados como Japón, China, India o Rusia vendieran las reservas de dólares de sus bancos centrales y las reemplazaran por euros? ¿Qué supondría que la Unión Europea pasara a pagar en su propia moneda, el petroeuro empezara a desafiar seriamente al petrodólar y el euro se fuera convirtiendo en la moneda estándar para el mundo?

 

 

Consciente de la importancia de la imagen hasta en temas tan obviamente materiales como la moneda, la revista “Time”, en su número del 31 de julio, nos «enseña la patita» e inicia una campaña de «ensuciamiento» del euro, relacionándolo con el crimen organizado y «demostrando» que es la divisa ideal para los delincuentes del planeta, incluidos, claro está, Oriente Medio y los países del Golfo. Sin embargo, el articulista no puede ocultar lo obvio: el euro es ya la segunda divisa del mundo; por primera vez, ha sobrepasado el peso internacional del dólar fuera de las fronteras yanquis; y son ya numerosos los analistas que consideran que esta pérdida de supremacía del dólar sería gravísima para la economía y el dominio imperial estadounidenses. Por lo que es algo que Washington no puede permitir que ocurra y contra lo que dispone ya de toda una batería de estrategias. La primera fue destruir Irak en lo que algunos llaman «la primera guerra del petrodólar». Ahora, en esta «segunda guerra del petrodólar» están centrados, entre otras cosas, en impedir que Irán desarrolle su bolsa del petróleo, que cuenta ya con importantes apoyos, como el de Venezuela o el de Rusia. Para ello están ejerciendo todo tipo de presiones internacionales, intentando que el Consejo de Seguridad imponga sanciones a Teherán con el cuento de su supuesto programa de armas nucleares, preparando el terreno para un posible golpe de estado que derroque al régimen actual; y, desde luego, favoreciendo la división entre sunitas y chiítas y apoyando a Israel en su criminal invasión de Líbano para, de paso, debilitar a Irán (y a Siria).

 

 

El pueblo árabe se encuentra en el ojo del huracán, enfrentado al sanguinario imperialismo gringo que no duda en matar y destruir con tal de seguir dominando el mundo con la supremacía de su dólar. Nosotros, desde la izquierda occidental, algo tendremos que hacer para lograr que el siglo XXI sea el del fin de la hegemonía estadounidense. Ese algo incluye, entre otros elementos, intentar comprender qué es lo que ocurre y por qué, aunque para ello nos tengamos que enfrentar a temas áridos como éste de la pugna entre petrodólares y petroeuros y al peligro que para EEUU entrañaría que los petroeuros salieran vencedores de la misma. Las guerras no sólo ocurren en el campo de batalla.

 

 

 

 

 

 

 

17-08-06

 

“TREGUA EN EL LÍBANO”

.- Desde las 7 horas del pasado lunes Israel y Hesbola han aceptado el alto el fuego propuesto por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tras 30 días de deliberaciones, 30 días de ataques y más de 1.500 muertos.

.- Israel ha destruido 15,000 casas en Líbano, 80 puentes y todas las depuradoras, centrales de energía, potabilizadoras, aeropuerto y 600 km de carreteras, ha matado a más de 1.400 personas contra 150 muertas en territorio israelí por Hesbolá, todo para rescatar a dos soldados secuestrados por Hesbolá hace poco más de un mes, cosa que por cierto no ha podido conseguir.

.- No es el fin del conflicto ni mucho menos, la guerra se reanudará y la próxima vez se verán implicados Irán y Siria.

Para entender mejor la situación les dejamos este artículo que es por si mismo suficientemente elocuente para entender la verdad, y más pronto o más tarde verán como los hechos se van deteriorando hasta llegar a la confrontación global.

Política: La incursión israelí causó la muerte de miles de civiles, casi un millón de desplazados y pérdidas materiales que superan los dos mil millones de dólares. Stella Calloni desmenuza la trama de una invasión cobarde. La imagen quedará para siempre en nuestra memoria. Niñas de aspecto dulce firmando bombas, ojivas, que iban a ser disparadas para matar. Niñas israelíes llevadas a un escenario de guerra, para poner su firma alegremente al instrumento de muerte de otro niño.

 

¿Alguien imaginó que esas niñas podrían ser nietas o bisnietas de muchos de aquellos que pasaron por los horrores del nazismo?

 

Y son muchas bombas las que cayeron sobre las ciudades de El Líbano. De racimos- como las que vendía el dictador Augusto Pinochet a Israel-, de fósforo blanco, como las que arrojó Estados Unidos en Bagdad, en Basora en Fallujah y en tantas otras partes.

 

Esas ojivas firmadas por niñas inocentes, iban a ser disparadas sobre un país donde se había cometido el "sacrilegio" de "capturar a dos soldados de Israel". Y esa razón fue suficiente para la ofensiva criminal que tenía una finalidad. Volver hacer pie en Líbano con lo que ahora llaman "una invasión limitada".

 

Con la misma concepción nazi, utilizada por el ejército de Adolf Hitler, un soldado israelí preso se pagaría con la muerte de cientos de personas y bombardeos indiscriminados contra un país, en condiciones de absoluta disparidad de armamentos.

 

Israel -dijo de inmediato el emperador George W. Bush- tiene derecho a la defensa propia. Es lógico este pensamiento de un asesino mundial que "en defensa propia" invade, ocupa, produce uno de los más grandes genocidios de las últimas décadas en un país, Iraq, que no había disparado ni una bengala contra Estados Unidos, un territorio tan lejano, que resulta inimaginable pensarlo como una frontera de seguridad. Invadieron mintiendo.

 

Ahora empantanado en ese lugar, pero sin dejar de matar día por día, con bombas, con torturas, con escuadrones de la muerte, Estados Unidos parece estar haciendo en Medio Oriente la guerra que "necesita" el estado de Israel. ¿O será al revés?

 

Curiosa sintonía. No son los palestinos, ni los libaneses, ni los sirios, ni los árabes quienes fueron responsables del holocausto nazi- que es bueno ya decirlo- dejó millones de víctimas, entre los pueblos judío, gitano, polaco, húngaro, ruso, italiano, francés y tantos más.

 

24 años atrás, Israel bajo argumentos falsos a todas luces, aprovechó un atentado contra el embajador Israelí en Londres Shlomo Agrov, cometido por Abu Nidal -un terrorista creado por la CIA y la inteligencia israelí para minar la base política y degradar la lucha de Yasser Arafat, y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que este dirigía- para invadir Líbano y exterminar los campamentos de refugiados palestinos.

 

No importa que estos no fueran culpables de nada. Así como no eran culpables los iraquíes del atentado contra las torres gemelas en Nueva York el 11 de septiembre de 2001.

 

Como en el caso de Abu Nidal- cuyo nombre era usado para cualquier necesidad de intervención del imperio y sus cómplices o socios- también en 2001 encontraron un nombre y una organización Osama Bin Laden, amigo y asociado del presidente de Estados Unidos George W.Bush y de toda su familia, y su organización Al Qaeda.

 

En 1982 la operación Paz para Galilea, encabezada por quien ocupaba el ministerio de Defensa israelí, Ariel Sharon, tuvo un apoyo similar a la ofensiva criminal de estas horas. Estaba Ronald Reagan en el poder en Estados Unidos.

 

Entonces actuaron contra el Líbano, y esa historia fue imposible de esconder hasta el punto de que el ex premier israelí Ariel Sharon estuvo y está acusado-pero es obvio nadie le hará nada-por crímenes de lesa humanidad.

 

¿Les habrán contado a las niñas que alegremente firmaban las bombas, lo que fue Sabra y Shatila en 1982, en dos días y sus noches que transcurrieron entre el 16 y el 18 de septiembre de 1982?

 

La invasión a Líbano se produjo cuando Yaser Arafat dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) estaba a punto de anunciar su decisión de sentarse a una mesa de negociación en forma pacífica para la instalación de un Estado palestino, junto al de Israel, y finalmente llegar a la paz.

 

Arafat era muy atacado por algunos sectores ultraradicales árabes, que sólo querían una definición con la destrucción de Israel. Y curiosamente Israel no quería negociar la paz con el único que podría hacerlo, porque nunca quiso la paz ni un Estado Palestino como vecino.

 

El gobierno israelí decidió que "Arafat debía irse del Líbano" y simplemente invadió ese país acusando a la OLP del atentado contra su diplomático y de un ataque con proyectiles al norte de Israel, lo que fue desmentido por funcionarios de la ONU, que tenían sus observadores en el lugar.

 

Las tropas israelíes con apoyo de la aviación invadieron entonces Líbano llegando hasta Beirut, dejando en su camino ciudades y aldeas arrasadas y matando miles de libaneses. Más de 20 mil se reportarían en los informes posteriores.

 

Israel nunca obedeció los mandatos de Naciones Unidas, para retirarse del lugar y durante años ocupó Líbano ilegalmente.

 

En estas circunstancias es que con la mediación de un enviado de Estados Unidos el ministro de Defensa israelí negoció la salida de Arafat y la OLP. Eso o seguir cometiendo genocidio en Líbano. El acuerdo fijaba que quedarían protegidos los campos de refugiados palestinos. Por supuesto que eso no sucedió. No había nadie de la OLP al comenzar septiembre de 1982.

 

Pero Sharon decidió que eran "guerrilleros" los miles de mujeres, niños y ancianos de los campos de refugiados de Sabra y Chatila.

 

En 48 horas el ejército israelí cortó toda posibilidad de retirada al pueblo de los campamentos de refugiados dando vía libre a sus tropas y los aliados grupos de falangistas cristianos libaneses, quienes en esas horas -que quedaron escritas en la historia del horror- torturaron, mataron violaron, arrojaron niños pequeños contra las paredes, tal como aparecieron esos cadáveres, que nunca se irán de la memoria. Tres mil 500 o tres mil 800 fueron asesinados en 48 horas en territorio dominado por el ejército israelí, que no se fue de Líbano.

 

El retiro se produjo tres años más tarde, pero por supuesto no total sino quedándose en un territorio en el sur hasta mayo de 2000, cuando Israel se fue porque había surgido, como resistencia lógica a la ocupación la organización político-militar Hezbollah.

 

Tampoco fue total la partida porque quedaron tropas en la zona de Chebaa, que nunca fue devuelta a Líbano. Otro "hecho consumado".

 

Hoy como ayer los planes y objetivos son varios. El llamado "Plan Siria" que se lleva adelante en estos momentos estaba diseñado mucho antes de que comenzara la brutal acción israelí contra Gaza el 28 de junio de 2006.

 

Sólo para resumir los últimos ocho meses podemos citar el asesinato el 12 de diciembre de 2005 del periodista y diputado libanés Yibrán Tueni en un barrio cristiano al sureste de Beirut. Todo estaba pensado al mejor estilo de la guerra sucia que utilizan a la perfección Estados Unidos, Israel y algunos de sus otros socios.

 

¿Por qué Tueni y por qué en ese momento cuando estaba ya en el aire la segunda parte del informe sobre el asesinato del ex primer ministro libanés, Rafik Hariri a principios de ese mismo año? Fue de la misma manera con un coche bomba, para marcar un "estilo" y por supuesto un presunto culpable" Hezbollah".

 

Por cierto casualmente había negociaciones de Hariri con Damasco y elegirlo a él y a Tueni, que habían estado contra la presencia Siria en Líbano, era exactamente lo que podía fundamentar el argumento básico: Hezbollah. Siria, Irán.

 

"Su asesinato es otro acto de terrorismo encaminado a intentar subyugar a Líbano ante la dominación Siria", se apresuró a afirmar, sin investigación previa Scott McClellan portavoz de la Casa Blanca en aquellos momentos y añadió que el asesinato "está claramente encaminado a intimidar a aquellos en Líbano que dicen lo que piensan de manera abierta y valiente".

 

Por supuesto pedía a la comunidad internacional "seguir insistiendo en hacer cumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU para poner fin a la injerencia Siria en el Líbano de una vez por todas". Al negar su implicación en los hechos el gobierno sirio advirtió que las acusaciones de Estados Unidos e Israel, estaban destinadas a una campaña mediática preparada por la CIA y el Mossad y que el asesinato de Hariri parte del plan de Washington para justificar operaciones militares que se preparaban contra Siria y las organizaciones que resisten a Israel.

 

Hablaban ya de un posible ataque a Líbano. Al investigar el asesinato de Harirri, se coincidió en que los explosivos usados no existían en las organizaciones islámicas de la región. Más aún tenían una enorme potencia para matar no sólo al "obejtivo", Hariri en este caso que murió con toda su escolta y otras personas.

 

Como sucede en Irak, la resistencia de ese país ha advertido al mundo y a su pueblo que los atentados contra la población civil, que matan a miles de personas, o destinados a destruir lugares de uno u otro grupo religioso, para lograr enfrentamientos entre estos, están realizados con explosivos que ninguna de sus organizaciones posee.

 

Como en el atentado en Líbano contra Hariri y Tunei, el tipo de explosivo usado -según señalaron investigadores sirios- sólo se encuentra en poder de la CIA, el Mossad israelí y el M-16 británico, y provenían de "la central nuclear de Dimona en Israel". ¿Y por qué Siria iba a hacer un atentado así cuando Washington estaba buscando cómo inculparla de lo que fuera para justificar su inclusión en el eje del mal? Esto ya era parte de los preparativos que suponían alejar a Siria de Líbano.

 

En Estados Unidos varios analistas mencionan estos preparativos de guerra en Israel que antecedieron el tema de la captura de soldados en Gaza y Líbano. También algunos catedráticos israelíes como el profesor Gerald Steinberg, (Universidad de Bar-Ilan,en Israel) quien escribió el pasado 21 de julio (tomado de San Francisco Chronicle) que de alguna manera la preparación de la ofensiva en el Líbano había comenzado muy poco después de la retirada israelí de El Líbano en el año 2000. Ubica que "en 2004 la campaña militar, cuya duración prevista era de tres semanas y que estamos presenciando ahora, ya estaba diseñada y en el último año o dos se simuló y ensayó al otro lado de la frontera" Libanesa".

 

Para otros analistas esta era una acción "extorsiva" especialmente teniendo en cuenta las misiones diarias de reconocimiento en el espacio aéreo libanés y la entrada de comandos especiales violando las fronteras de ese país.

 

En el mismo esquema estaban comprendidos los últimos ataques "terroristas" de Al Qaeda a los hoteles en Jordania destinados a preparar un clima "anti-sirio". Estados Unidos e Israel acusaron al eterno fantasma de Al Qaeda "con bases operativas en Irak y Siria.

 

Estos asesinatos eran funcionales a las necesidades de Estados Unidos e Israel de extender la guerra, en su objetivo de inculpar a Siria y a Irán, y a partir de allí en una especie de tablero de ajedrez trasladar la guerra a todo el Medio Oriente y mucho más lejos.

 

Esa guerra le sirve además para llegar a cualquier lugar del mundo, incluyendo América Latina. En esto es bueno ubicar las coincidencias para marcar que la ofensiva de Israel contra Palestina y Líbano, coincidió con la solicitud de George W. Bush para que la Organización de Estados Americanos (OEA) conforme una fuerza militar para la Triple Frontera (Brasil, Argentina y Paraguay) lugar donde la CIA y el Mossad han intentado burdamente ubicar inexistente bases de Hezbollah, la organización que naciera en Líbano para luchar contra la ilegal ocupación israelí.

 

No olvidemos marcar coincidencias, porque en esos mismos momentos autoridades del Consejo Mundial Judío, decían en Estados Unidos que tenían informaciones de que podían suceder atentados en Argentina o en otros países de la región, con autores musulmanes, por supuesto. Pocos días después estaba ya el rumor de que Hezbollah estaba en Córdoba, Argentina, en Brasil.

 

No por burdas debemos descartar estas "noticias del imperio", porque así empiezan ellos y sus redes de falsos periodistas, en medios pagados con fondos de un poder mafioso que intenta dominar el mundo.

 

En todo ese tiempo se extendía la campaña mediática orientada a acusar a Siria de proteger a los grupos "terroristas" de El Líbano. Ahora desde hace 18 días en este último país con sus 10.452 kilómetros cuadrados de superficie -más pequeño que el estado norteamericano de Connecticut- como señala un analista de Estados Unidos, "se estaría librando la primera batalla de la tercera guerra mundial".

 

Y esta observación es válida si se recuerda que si la ofensiva no se detiene, puede llevar a una cadena de enfrentamientos en la región y de allí a cualquier lugar del mundo como un tablero de ajedrez.

 

Cuando el ministro de Defensa israelí, Amir Peretz, anunció en los días iniciales de la brutal ofensiva "Vamos a cambiar la realidad" (de Medio Oriente), sabía lo que estaba diciendo.

 

Y tenía el consentimiento de su socio, George W. Bush quien- junto al Premier británico Tony Blair "persuadir"a varios países europeos sobre su teoría del "derecho a la Defensa propia de Israel". Los culpables eran Hezbollah y Hamas, los "malos" de esta película de horror.

 

Y así parecieron aceptarlo Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Rusia, (los ocho países más ricos del mundo (G-8) con diferencias claro. La reunión de Roma resultó en la indecisión sobre qué hacer y la ONU se convirtió en una organización fantasma. Eso sí siempre "preocupados" sus funcionarios.

 

La ofensiva israelí golpeó a la población civil, destruyó hospitales, edificios, carreteras, puertos, aeropuertos, convoyes de familias que huían, puentes y ciudades como Tiro, patrimonio de la Humanidad. 18 días después se contabilizaban más de 600 muertos, un tercio de ellos niños, más de dos mil heridos, la mayoría graves, quemados por armas químicas -que no estaban en Iraq sino en Israel-y más de un millón de refugiados.

 

La repuesta armada-con un poder de fuego limitado- dejaba también 50 muertos israelíes.

 

Al no acceder al desesperado pedido de "cese al fuego" del primer ministro libanés, Fouad Siniora y de millones de seres humanos tanto del primero como del Tercer Mundo el grupo en Roma convertía a Líbano en un territorio liberado para los terroristas de Estado de Israel.

 

¿No suena repetida la historieta montada y el argumento? Estados Unidos en "defensa propia" como Hitler, declaró la guerra preventiva, infinita y sin fronteras al mundo entero. Israel hace lo mismo, pero esa guerra empieza en los territorios que desde hace años quiere dominar.

 

Dominar quiere decir en este caso exterminar a la mayor cantidad de población posible. Durante años han trabajado juntos Washington y Tel Aviv, creando organizaciones terroristas, para usarlas de acuerdo a sus necesidades. Y los pulcros británicos no se quedan atrás, en esto de las conspiraciones de la guerra infinita.

 

Pero también han trabajado para desunir al mundo árabe y así ver caer país por país, viejo sueño imperial y una hidra de dos cabezas.

 

Y Líbano, podríamos preguntar a Míster Bush, ¿nunca tuvo derecho a la defensa propia, ni aún invadido y sometido a genocidio?

 

El 22 de julio de 2006, el coordinador para ayuda en emergencias de la ONU, Jan Egeland condenó la devastación causada por los ataques israelíes en Líbano.

 

Dijo Egeland que constituía una grave violación al derecho humanitario, al observar todo a su alrededor, unas pocas horas después de nuevos bombardeos a Beirut que en esos momentos habían alcanzado también a la ciudad puerto de Sidón donde había miles de refugiados. Son imágenes "horrendas" de destrucción, dijo el funcionario que llamaba a detener el fuego. Egeland también informaba que iba a llegar ayuda humanitaria, pero que Israel no estaba dando acceso al transporte.

 

El 25 de julio, sólo tres días después de las declaraciones de Egeland cuatro funcionarios de la ONU fueron muertos por bombas del ejército israelí. Los funcionarios habían mantenido por lo menos diez comunicaciones previas con las tropas israelíes, que sabían perfectamente sobre quien disparaban. Durante seis horas los funcionarios desarmados de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (Finul) advirtieron a los israelíes sobre el peligro en que estaban y su puesto era claramente identificable.

 

Se conoce también que los militares de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) prometieron cesar el fuego, pero lanzaron un misil de precisión. Y vale aclarar no de imprecisión como los que tienen los libaneses. Débilmente el secretario de la ONU Kofi Annan, habló de que este ataque israelí fue "aparentemente deliberado" y lo calificó de "trágico asesinato", aunque el premier Ehud Olmert prefirió dejarlo en el limbo de un "error".

 

Los informativos del Imperio hablan de enfrentamientos entre los terroristas de Hezbollah y el ejército de Israel. No dicen que Hezbollah es un partido político, una guerrilla que surgíó de la necesidad de defensa de su país ocupado. Se dice que Israel ataca e invade al Líbano, bajo el argumento de acabar con "los terroristas" en ese país, como Estados Unidos invadió Irak para acabar con los "terroristras" iraquíes. Curiosa manera de llamar a los pueblos que quedan bajo su mira o sus bombardeos indiscriminados.

 

Lo que importa es saber como continúa el horror, hasta dónde están dispuestos a llegar Estados Unidos, Israel y sus socios. ¿A Irán? Y ¿después? A Corea del Norte, Rusia, China.

 

Estados Unidos, impidiendo que la ONU y otros países tomen medidas para parar la acción de Israel, deja a este país como un territorio liberado para que lleven adelante sus planes de exterminio, negocien sobre la tragedia y el "hecho consumado" la ocupación y armen una base para actuar contra Siria e Irán .

 

También van por Jordania para sumarla a la frontera de ataque a Siria. Detrás de todo esto está el control de las grandes reservas energéticas tanto en Medio oriente como en los Estados del Golfo, para lo cual se necesita un ajustado control político-militar, como el que están trazando para América Latina, con los planes en marcha: Colombia, Puebla Panamá, Tratados de Libres Comercios, Area para el Libre Comercio de las Américas, marcando los ejes por donde comenzarían: Cuba, Venezuela, Bolivia, países andinos y todo el continente.

 

Mil por uno es la ecuación israelí, muy similar a la que utilizaban en sus recuentos los dictadores de América Latina y Adolf Hitler en la Alemania nazi. Uno puede preguntar al poder israelí ¿Qué es ahora Goebbels para ustedes: un enemigo o un maestro?.

 

FUENTE. http://www.corrientesnoticias.com.ar/interior.php?nid=47684

 

 

10-08-06

 

“ALMADINEYAT DICE QUE ISRAEL DEBE RETIRARSE INMEDIATAMENTE DE LOS TERRITORIOS OCUPADOS AL LÍBANO Y LA ONU EXAMINAR SUS CRÍMENES DE GUERRA”

 

.- Almadineyat el presidente de Irán en la reunión previa a la convocatoria de la cumbre de países árabes dijo que Israel debe abandonar inmediatamente el Líbano y responder posteriormente ante la ONU por sus crímenes de guerra, resarciendo al Líbano por los daños causados.

 

.- Posteriormente en la cumbre árabe se exigió el inmediato alto el fuego a Israel, (que no olvidemos que es el país atacante), y el posterior despliegue de unas tropas de la ONU.

 

.- Más tarde Líbano ha propuesto enviar 15.000 soldados al sur del Líbano para proteger a ambos bandos de la escalada de violencia.

 

.- Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU sigue discutiendo si añaden esta frase o quitan la otra, después de un mes de guerra y de más de 1.200 muertos la mayoría civiles, los países de la ONU siguen demostrando su ineficacia frente al ataque de Israel y la respuesta de Hesbolá.

 

.- Sobre el terreno cada día lo mismo, Israel ataca por tierra mar y aire a edificios civiles libaneses y Hesbolá responde con el lanzamiento de cohetes sobre Israel, pese a que todo el territorio está controlado por satélites lo que hace que la respuesta israelí cada vez que sale un cohete de Hesbolá sea de menos de 15 segundos.

 

.- Israel viola la convención de Ginebra y no deja utilizar los corredores humanitarios para evacuar a los heridos y menos para llevar alimentos a los pocos pobladores del sur del  Líbano. De esta falta de solidaridad hasta el punto de no respetar los convenios sobre la guerra los islamistas tomarán buena cuenta, de modo que cuando sean ellos los que ataquen tampoco seguirán ninguna norma ni respetarán ninguna norma, les están enseñando muy bien la lección de cómo ser cada vez menos humano.

 

.- La crisis humanitaria está adquiriendo cotas inadmisibles, pese a ello todo sigue igual. El único país del mundo que ha retirado a su embajador en Israel ha sido Venezuela, los demás no dicen nada ni condenan nada, al igual que la ONU que no ha sido capaz de condenar la muerte de 4 soldados de la ONU por las fuerzas israelíes.

 

.- Tanto es esto así que la ONU ha dejado de llevar ayuda humanitaria al Líbano al no haber carreteras para transportar la ayuda y haber decretado Israel un toque de queda por debajo de los 30 km con su frontera.

 

.- Para acabar de arreglar la situación Israel ha aprobado la invasión en gran escala del sur del Líbano hasta los 30 Km de su frontera, la guerra hasta ahora de baja intensidad seguirá incrementando su espiral de odio y violencia hasta que explote el Islam.

 

.- Para asegurarse de que no habrá reacciones masivas en contra de la política de invasión de Israel y sus aliados USA y Reino Unido, Londres acaba de descubrir a unos presuntos terroristas que pensaban hacer explotar en el aire aviones comerciales en vuelo hasta EE.UU. utilizando armas líquidas. Esto ha generado un caos en lel aeropuerto de Hylrou y ha afectado a cientos de miles de pasajeros en el mundo, tanto es así que las principales cadenas de TV en España ya no han hablado de la invasión del Líbano, la gente se cree todo lo que les cuentan, así Bush acaba de declarar que lo sucedido en Londres (que vaya usted a saber si es verdad o solo es un montaje), es la prueba de que estamos en guerra contra los FASCISTAS MUSULMANES.

 

EDITORIAL. En la página 190 del libro que les regalamos desde este portal se describe cómo será el inicio de la Tercera Guerra Mundial, dice así:

 

 

Escribo estas líneas en navidad del año 2.000, Bush ha sido nombrado presidente de los EEUU, no por los electores americanos, sino por un tribunal supremo de justicia compuesto de 10 miembros, que ha decidido que fuera él y no Al Goore. Que primaba más el tiempo que los votos.

 

Ese presidente “especial” va a seguir con la guerra de las galaxias, y con las intervenciones de fuerza de los EEUU donde le convenga, guste o no a sus aliados de la Otan. Cuando escribí esto Bush no había hecho todavía ninguna chulería militar.

 

Tenemos tiempo de ver cómo se desestabiliza la paz mundial, y cómo basándose en el amparo ficticio de la guerra de las galaxias, que le da la falsa seguridad de que es invencible,  EEUU va a seguir con su política de apoyo incondicional a Israel, en contra del mundo árabe.

 

Hasta que se produzca la III Guerra Mundial, que empezará de este modo:

 

Basta con que cualquier país árabe cercano a Israel dispare algún misil contra territorio judío para que se inicie el conflicto. Será como consecuencia de la gran persecución del pueblo palestino explicada anteriormente.

 

La reacción será furibunda y desproporcionada, como siempre; los israelitas devolverán ciento por uno, con lo que militarmente ganarán, pero su imagen ante el mundo árabe, y por ende ante el resto del mundo no occidental, se verá cada vez más negativa, quedando muy dañada, hasta el punto que para los integristas será demoníaca. Esto hará que otros países por solidaridad ataquen también a Israel con algún tipo de misil. Y hay varios países que le tienen muchas ganas a Israel, por ejemplo Libia, Siria, Egipto, Irán, Iraq, y Sudán.

 

Luego están los ahora moderados del Magreb, que les puede costar muy poco alzarse en armas contra la Casa Negra (como Sadam Husein llama a la Casa Blanca, refiriéndose a Bush y al pueblo americano), incendiarse y unirse a los primeros, puesto que no tienen nada que perder, Argelia, Túnez, Marruecos y luego el resto de países musulmanes, incluido Pakistán.

 

El siguiente paso es simple.

 

EEUU atacará a cualquier país que dispare contra Israel desde sus bases en el Mediterráneo.

 

Pero, al revés de lo que hasta ahora está acostumbrado, éstos responderán a los ataques con más ataques, pero esta vez contra los países donde EEUU tenga sus bases, (España, Italia, Grecia), con lo que un conflicto regional pasará a ser mundial en pocos días.

 

La guerra en lugar de bajar de intensidad irá aumentando de suerte que en poco tiempo los países del Mediterráneo estarán todos en guerra, los del norte contra los del sur, y entonces vendrá la invasión a la que también alude Nostradamus en sus profecías.

 

Los argelinos, tunecinos y marroquíes invadirán España, Francia e Italia desde el mar, (Nostradamus dice que eso sucederá en el 2.006, yo creo que será antes), provocando una guerra a gran escala.

 

Invadirán Barcelona, Génova, Marsella y las principales ciudades de estos países, que por miedo a  llegar a la guerra nuclear, lucharán con los medios convencionales.

 

Tecnología occidental contra decenas y decenas de miles de hombres motivados por la fe en el Islam y con fusiles de asalto, que no tienen nada que perder salvo la vida, y eso significa para ellos le entrada en el Edén.

 

Esta invasión procedente del norte de África vendrá acompañada por la invasión rusa de Europa desde el norte, con lo que la defensa de nuestros países occidentales tendrá dos frentes, el ruso y el integrista. Atacarán a la vez por el norte y por el sur de Europa, dos frentes imposibles de detener.

 

Los rusos invadirán Alemania, Francia, Suiza e Italia, preparándose para atacar a Israel desde los países occidentales mediterráneos ocupados.

 

Más tarde, los rusos junto con los chinos y todos los países árabes atacarán Israel, y por ende a todos los países occidentales, con un ejército de más de doscientos millones de hombres, hasta que después de batallas muy cruentas con decenas de millones de muertos, llegará la hora de las armas nucleares de medio alcance, (las bolas de fuego y azufre descritas por el apóstol Juan, que caen desde el cielo), y los que no mueran en el momento desearán estar muertos.

 

Poco después vendrán los misiles con cabezas múltiples nucleares de largo alcance. El apóstol Juan en el Apocalipsis nos describe la muerte de todo el género humano como consecuencia de la radiación nuclear, cinco meses después de las explosiones nucleares no quedará nadie vivo, salvo los elegidos por el Señor.

 

 

 

 

Y se extinguirá la especie humana como especie, hasta que dentro de mil años, si Dios lo quiere, le de al hombre una nueva oportunidad para intentar hacerlo mejor sobre el planeta tierra, que para entonces volverá a ser un hermoso planeta azul, vivo, sin contaminación, un maravilloso lugar para vivir. Y empezará de nuevo el proceso de la evolución de los genes, el milagro de la vida.

 

Hoy Israel dice que la culpa de que invadan el Líbano no la tienen ellos que son los que atacan sino los sirios y los iraníes que son los que arman a las milicias de Hesbolá. Bush acusa también a Irán y a Siria como responsables de esta guerra y Almadineyat acaba de rechazar el plazo dado por la ONU para dejar su programa de investigación nuclear. Mientras tanto la ONU le sigue el juego a Israel, llevan 30 días para ponerse de acuerdo para pedir un inmediato cese el fuego, y ahora Londres descubre una presunta trama terrorista islamista para atentar contra aviones comerciales con lo que distrae la atención de la sociedad civil, además Siria dice estar dispuesta a entrar en guerra para defender a Hesbolá.

 

Ante este panorama y teniendo en cuenta que desde hace 2.000 años estamos avisados del Armagedón, es evidente que la guerra no solo no se va a detener sino que se extenderá como la pólvora en el momento en que cualquier país árabe ataque a Israel o sea atacado por Israel o por los EE.UU. Cuando caigan los primeros misiles contra países europeos la bolsa se desplomará, los bancos cerrarán sus puertas y la economía global sufrirá un desplome como el de la famosa depresión americana de principios de siglo pasado. En este escenario la violencia será la moneda de cambio en todas partes, sobre todo en las ciudades, y los países árabes entrarán en guerra contra todo occidente.

 

Puede que dure 7 años o quizás 20 años más siendo optimistas, (nuestra tesis es que la Tercera Guerra Mundial empezó el 11-S del 2.001 y durará 25 años como predijo Nostradamus), lo que si es seguro es que todos debemos recordar a nuestros políticos que pudiendo hacer algo “AHORA” para detener este crimen contra la humanidad no han hecho nada, solo han hecho ver que hacían algo.

 

Es triste constatar que pese a estar advertidos por las numerosas profecías que hasta ahora han sido, viendo cómo van a suceder las cosas y siendo la guerra irreversible a partir del momento en que entre cualquier país árabe en ella, es triste digo ver que vamos a perder nuestro estilo de vida incluso nuestra propia vida por unos desalmados que nos han engañado a todos, principalmente a los que gobiernan que son los que pudieran evitar esta escalada de violencia liderada por Israel y por su gobierno sionista. Pero,  ¿cómo van a arreglar la situación si ni la prensa es capaz de ver la amenaza que esta guerra representa para nosotros y nuestros hijos?. Bush dijo la semana del 11S, “la guerra será larga, sucia y perversa”. Solo una cosa, ¿creen que Bush trabaja para Dios?.

 

Váyanse preparando que el polvorín está a punto de explotar y a todos, repito, a todos nos va a afectar.

 

03-08-06

 

“A NADIE IMPORTA NUESTROS MUERTOS”

 

.- Este era el titular de un artículo publicado ayer en la web “webislam.com” donde familias libanesas se quejaban de la falta de solidaridad de occidente ante la agresión sionista, ante los 841 muertos libaneses (sin contar los cadáveres aún no rescatados) y más de 900.000 desplazados.

 

.- El Consejo de Seguridad de la ONU no ha emitido una resolución de condena a Israel por la agresión injustificada al Líbano, ante el veto de EE.UU, ni tan solo ante la muerte de 35 niños en Caná, ciudad donde Jesús convirtió el agua en vino.

 

.- Los ministros europeos no han solicitado un cese inmediato del fuego, sino un cese de las hostilidades, como si se tratara de una guerra convencional entre dos estados con ejércitos, cuando la realidad es que Israel utiliza todo su capacidad militar con tanques, aviones y misiles, barcos de guerra y misiles de precisión contra una guerrilla llamada Hesbolá, que cuenta con kalasnicof y cohetes Katiuska, es la guerra de Goliat contra David, los personajes bíblicos esta vez están invertidos.

 

.- Mientras Israel dice que su ofensiva no se detendrá antes de 15 días, hasta haber podido desarmar a las milicias de Hesbolá, la comunidad internacional hace ver que hace algo, cuando la verdad es que todo el mundo islamista se está dando cuenta de que Israel hace lo que quiere impunemente, hasta alardea de contar con el apoyo internacional para su ofensiva.

 

.- Y ahora Israel está preparando una jugada maquiavélica, se trata de involucrar a la OTAN en la guerra contra Hesbolá, pretenden que una fuerza de “paz” comandada por la OTAN se sitúe en la frontera del Líbano para atacar a Hesbolá y conseguir desarmarlos. Si eso ocurre, que ocurrirá, será Occidente quién lidere la lucha contra Hesbolá, estaremos en la última cruzada de Occidente contra el Islam.

 

.- Esta guerra no se podrá detener nunca, intentar desarmar a Hesbolá (los soldados de Dios) es pretender que los islamistas se rindan ante Bush y los sionistas, eso va a ser imposible porque es como poner puertas al viento, es como decir que los musulmanes del mundo que luchan por su sueño de conseguir un mundo más justo desde la óptica musulmana, la ley de la Shaira, la ley islámica frente al occidente corrompido y decadente pierdan la guerra contra occidente sin combatir, y son 1.200.000.000 de musulmanes en el mundo, unidos cada vez más frente a un Occidente que no ha sabido reaccionar frente a la invasión del Líbano por parte de Israel con la ayuda de los EE.UU. y su siempre aliado incondicional Reino Unido.

 

.- La reacción será otra bien distinta de la que pretenden vendernos los medios de comunicación occidentales. El 85 % de la población del Líbano apoya a Hesbolá, la mayoría de los musulmanes del mundo los apoyan también. Las reacciones de rabia acontecidas en Líbano al destruir las oficinas de la ONU son solo una muestra de lo que va a pasar en todo el mundo.

 

.- En Europa viven 16 millones de musulmanes, pueden integrarse en nuestra sociedad occidental o pueden ser el caballo de Troya para desestabilizar Occidente desde dentro, el 10% son radicales islamistas, y todos tienen teléfono móvil, (celulares), con lo que su capacidad de acción es infinita.

 

.- Hesbolá es una organización armada basada en la lucha de guerrillas, los musulmanes son capaces de resistir meses esta guerra, quizás años. Pero la reacción de odio contra Occidente que se está generando en el mundo islámico va a desencadenar una ola de alborotos y atentados que todos pagaremos.

 

.- No se trata de vencer militarmente a Hesbolá, se trata de que con esta guerra se inicia una más grande y terrible, se está iniciando la Tercera Guerra Mundial ante los ojos miopes de occidente y de los líderes árabes moderados que cuando menos se lo esperen perderán el poder ante el avance imparable del odio a todo lo que huela a occidente y a todo el que se alinee con los occidentales. ¿Se imaginan Pakistán en manos de los islamistas radicales, o Egipto o Marruecos?

 

.- ¿Alguien se acuerda de Afganistán del velo que llevaban y siguen llevando las mujeres en ese país?, ¿alguien puede decir que Irak está ahora mejor que cuando el dictador Saddam Hussein regía su destino?. ¿Qué pretende EE.UU. al decir junto con Israel que va a cambiar la situación en Oriente Medio?. Seguramente lo quieren convertir en otro Irak, guerra, atentados, miseria y bancarrota.

 

.- En los telediarios de las diferentes cadenas de TV a veces ya no se habla de la guerra de Israel contra Líbano, no importan a nadie esos muertos, y no conviene decir nada de esa guerra, y si se dice es entre otras noticias, como si lo que sucede no fuera importante, y no solo es importante es lo más importante para occidente desde el 11-S.

 

.- El Papa Benedicto XVI que evidentemente no trabaja para Dios, ha dicho que la violencia debe cesar, pero no ha nombrado para nada a Israel, como si esta guerra le fuera ajena, o como si esta guerra fuera del Líbano que ha atacado a Israel.

 

.- Para acabar de tranquilizar a nuestros lectores esta noticia. El Consejo de seguridad de la ONU ha dado de plazo hasta el 30 de agosto a Irán para que cese su escalada nuclear. El presidente Almadineyat ha dicho por TV que no acepta ese plazo y que Irán seguirá enriqueciendo uranio diga lo que digan las potencias occidentales. La guerra está servida.

 

EDITORIAL. Estamos ante los signos del final de los tiempos, el mundo se ha vuelto loco, la muerte y el dolor nos son indiferentes, a nadie importa. La ONU no sirve para nada, las leyes internacionales tampoco y la política internacional se ha convertido en una opereta ridícula. Para que reflexionen sobre estos hechos estaría bien recordar que sufrimos una ola de calor en todo el hemisferio norte como nunca lo habíamos conocido, de una parte es evidente que el cambio climático está cambiando el clima, pero también puede ser evidente que desde el cielo nos están avisando que el fin está cercano, que los dolores del parto serán más fuertes y frecuentes a partir de ahora. No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír. La falta de reacción de Occidente para frenar la agresión de los sionistas contra Líbano, y su posterior implicación en esta guerra será la sentencia de muerte para Occidente. El Islam se levantará y entonces no habrá ejército en el mundo capaz de detenerlos. Mientras China y Rusia callan y permanecen al acecho esperando la invasión de todo el mundo cuando el caos y el desorden hallan acabado con nuestra estabilidad y abundancia, ellos serán los aliados de los islamistas, pero esa es otra historia que sucederá en el último acto, faltan solo unos años, pocos.

 
Encuesta
¿Crees que estamos ya en los tiempos finales?